Pequeña y Grande - Lortu Akademia
21890
post-template-default,single,single-post,postid-21890,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.5,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 

Pequeña y Grande

Pequeña y Grande

Gabrielle Chanel, más conocida como Coco Chanel, revolucionó el mundo de la moda y se convirtió en una de las figuras más influyentes del siglo XXI. La joven Agatha Christie trabajó como enfermera durante la Segunda Guerra Mundial y fue ahí donde se le ocurrió escribir una novela policial, protagonizada por su famoso Hércules Poirot. Hoy en día, la escritora es conocida como “la reina del crimen”. Jane Austen, a pesar de escribir sobre el amor y sus circunstancias, nunca se casó y sus primeras obras no llevaban su firma. En la actualidad, está considerada un referente en la literatura universal.

Estas son solo algunas de las muchas mujeres que conforman la colección de la editorial ALBA, titulada Pequeña y Grande: una colección donde se visibiliza la labor de muchas mujeres que, durante años, no contaron con el reconocimiento que merecían. Mujeres que hicieron historia y que, a pesar de ello, hasta hace poco nunca fueron parte del temario académico (si es que lo son ahora).

A día de hoy sigue siendo complicado encontrar referentes “femeninos” ya que la mayoría de estos siguen siendo “masculinos”. De hecho, ya en los años 70 se creó una gran polémica en torno a la literatura infantil en el momento en el que se empezaron a analizar los cuentos populares. En los estudios se observaba cómo el sistema dominante y machista se encontraba presente en la literatura infantil y cómo, además, los roles femeninos se correspondían a la idea de mujer pasiva y vinculada al hogar. Todo esto en un contexto en el que figuras femeninas tan importantes como Marie Curie había, científica polaca y primera persona en recibir dos Premios Nobel, ya habían emergido.

Es importante ofrecer a nuestros hijos e hijas este tipo de referentes. De esta manera estamos rompiendo con los estereotipos sexistas que están establecidos en nuestra sociedad para, así, empezar a educar en igualdad. Debemos prestar especial atención a los referentes que les enseñamos a nuestros hijos e hijas ya que es un elemento que contribuirá notablemente a su desarrollo personal.

La colección Pequeña y Grande nos ofrece una amplia gama de biografías de mujeres que lograron salir adelante y romper con los estereotipos de género a pesar de todos los obstáculos que pudieron encontrar en diferentes ámbitos. Personalmente, nos quedamos con las historias de Diane Fossy, Simone de Beauvoir y Marie Curie.

Al margen del temario, que es sumamente interesante, todos los libros cuentan con unas ilustraciones preciosas y cuidadas al detalle. Los colores, la imágenes y demás elementos pictóricos están minuciosamente seleccionados y guardan relación con el texto. Por ejemplo, en el caso de Frida Khalo, los colores vivos y cálidos predominan en el relato mientras que en el de Marie Curie, el gris, el azul y el verde son los colores que inundan sus páginas; este último trata de Polonia y del laboratorio de los Curie, un contexto mucho más frío, mientras que el primero se desarrolla en México y entre lienzos.  

Muchas de las historias están además narradas en verso, lo cual ayuda al niño o a la niña a recordar mejor los detalles de estas, sin olvidar que uno de los mayores beneficios de la poesía es que estimula la creatividad. Sin embargo, esto no le suma complicación a la lectura ya que las estructuras gramaticales son bastante sencillas, así como el vocabulario, elementos que facilitarán la comprensión y ayudarán a que los relatos no les resulten muy extensos. Este último punto es importante ya que muchas veces los libros o cuentos que seleccionamos para los niños y niñas pueden resultar interminables y nuestra insistencia en finalizar la lectura solo conseguirá desmotivarlos o, en el peor de los casos, que desarrollen un rechazo hacia la misma. Lo importante es conseguir que sientan curiosidad hacia ella y, por consecuencia, que encuentren placer en la actividad de leer.

Desde el ciclo de infantil se les intenta introducir a los peques en el mundo de la literatura. El problema es que el método que aplicamos en la mayoría de los casos no es el adecuado. En primer lugar, porque nuestro objetivo principal es que aprendan a leer. ¡ERROR! El proceso de aprendizaje de la lectoescritura puede convertirse en un auténtico sufrimiento para muchos niños y niñas. Es importantísimo evitar las presiones, obligaciones y comparaciones.  Debemos respetar el hecho de que cada niño y cada niña necesita llevar su propio ritmo en el proceso de aprendizaje. Lo principal es generar curiosidad, en otras palabras, fomentar el gusto por la lectura. Si conseguimos eso los niños tendrán más interés y, por tanto, su proceso de aprendizaje en la lectura será más fluido y conseguirá disfrutar leyendo, que es, en definitiva, de lo que se trata.

Los cuentos ilustrados de Pequeña y Grande son una forma maravillosa de hacer que nuestros hijos e hijas disfruten de la literatura y al mismo tiempo les educamos en igualdad.